Saltar al contenido
TODO VINTAGE

Reviviendo nuestros Juguetes Vintage

23/10/2018
Bus Azul
5 (100%) 1 vote

¿Recuerdas cómo jugabas en tu infancia? ¿Recuerdas las muñecas, los balones o los juegos de mesa? Hoy en día parece que todos los juguetes que no incorporen tecnología punta han perdido todo su valor, valor que aun conservan los juguetes Vintage.

Miremos donde miremos vemos a niños pegados a las pantallas de móviles o tablets, jugando con objetos más modernos casi que nuestros móviles: Drones, coches de control remoto, muñecas que se mueven solas o la ultima App al que juega el “youtuber” de moda.

¿Dónde quedaron los juguetes de nuestra infancia?

Jugando con la imaginación

Cuando éramos pequeños, la imaginación en los juegos era predominante. Jugábamos a las cocinitas y creábamos menús de lujo con plastilinas de colores o incluso con cualquier objeto que tuviéramos por casa.

Tren juguete vintage

Las muñecas no se movían solas, ni se hacían pis, pero no lo necesitábamos, porque podíamos imaginar que éramos los padres y cambiarle los pañales igualmente.

También teníamos juegos de mesa, para compartir con la familia y los amigos: el parchís, la oca, el tres en raya, los barcos… E incluso el Trivial.

Todo ello nos garantizaba fiestas interminables y divertidas, ¿quién no recuerda esas partidas de Monopoly que no terminaban nunca? Al contrario que ahora, donde la protagonista siempre es la televisión, antes todos nosotros teníamos un sitio alrededor del tablero, haciéndolo todo más dinámico, divertido y social.

El mejor nivel: la calle

Cuando salíamos a la calle, corríamos como locos a jugar con otros niños, daba igual si eran conocidos o desconocidos. Teníamos los parques con balancines, columpios y toboganes.

Jugando al futbol

También podíamos improvisar rápidamente un partido de fútbol con otros chavales de la calle, o hacer un torneo de comba o cuerda.

Todo valía para pasar un buen rato en la calle, haciendo deporte hasta que nuestras madres nos mandaban volver. Luego estábamos deseando volver a bajar para estar con nuestros nuevos amigos.

Los míticos juguetes Vintage

En casa, en Navidad o en cualquier otro evento familiar, siempre teníamos ocasiones para divertirnos juntos: el Scalextrix, los trenes, o los juegos de coches eran un clásico. También estaban los legos y los playmobil, que nos permitían montar excursiones, guerras y aventuras, sin necesidad de moverse y emitir sonido.

muñecos playmobil

Después estaban las manualidades, los enormes sets de pintura con ceras, acuarelas y lápices que nos permitían convertirnos en artistas… y hacer de nuestros pasillos y nuestra nevera un museo de arte cambiante.

Las tardes de invierno sentados a la mesa pintando, dibujando o haciendo otras manualidades, como papiroflexia, permanecen en la memoria de cualquiera que las haya vivido, y es difícil explicar lo divertido que era pasar los ratos así.

La imaginación en los juguetes Vintage

Muñeco de hojalataQuizás podamos pensar que los juguetes actuales ofrecen a los niños divertirse más, pero es todo lo contrario. Los juguetes vintage permiten desarrollar la imaginación, aprender a valerte por ti mismo y a encontrar diversión sin necesitar fuentes externas. Esto en realidad proporciona al niño que juega unas herramientas muy valiosas, que adquiere en sus hábitos diarios sin ni siquiera darse cuenta.

Incluso se potencia esta base con métodos “inventados” para darle nombre a lo que siempre hacíamos, experimentar, tocar, descubir por nosotros mismos y echar a volar la imaginación, como es el caso del método Montessori, método que da nombre su inventora Maria Montessori, donde se aprende jugando entre otras muchas cosas.

Además, los juguetes de antes eran más resistentes y no se rompían fácilmente. ¡Y si lo hacían, se arreglaban con algo de imaginación! También nos permitían hacer más actividades manuales, o manualidades, ya que muchos de los juguetes incluso los decorábamos nosotroso. ¿Recordáis pintar las peonzas?

Aprender jugando

Proporcionar a los niños de hoy en día juguetes vintage no solamente es una señal de estética, sino también algo que les permitirá aprender mucho más y divertirse mucho usando cosas que tal vez no sabían que existían. Además, lo agradecerán, porque luego serán mucho más autónomos y lo podrán pasar bien en cualquier lugar sin importar que haya móvil, tele, cobertura o internet.

También se harán mucho más abiertos, porque si algo tenían los juguetes de nuestra época es que estaban hechos para ser compartidos, algo que lo hace todo infinitamente más divertido.

Jugando con piezas

Los juguetes vintage se pueden encontrar a día de hoy en jugueterías de todas partes, aunque posiblemente hayan quedado relegadas a un segundo plano detrás de las nuevas tecnologías. Sin embargo, los peluches, disfraces, cochecitos o pinturas ofrecen mucho más.

Otra opción es rebuscar en nuestros propios armarios o en las casas y trasteros de nuestros padres: seguro que somos capaces de encontrar esos juguetes que usábamos de niños, que aún siguen tan enteros y tan bonitos como en nuestros días.

Volver a los juguetes vintage no es algo solo para niños, además, a los adultos nos hará revivir momentos inolvidables con los amigos, con la familia, jugando en la calle o divirtiéndonos en casa, solo usando nuestras manos y nuestra imaginación para crear mundos de fantasía en los que vivíamos felices.

Solo necesitábamos a nuestros amigos y nuestros sencillos juegos para crear recuerdos memorables.

Decoración con juguetes Vintage

Triciclo vintage maceta

Estamos seguros que te encantará las ideas de decoración con juguetes que podemos hacer, un triciclo, una locomotora, ese coche amarillo que tanto te gustaba, seguro que aun conservas alguno de tu niñez.

Atrévete a sacarlo del baúl de los recuerdos y a colocarlo en tu estantería del salón, en la mesilla de tu cuarto o en la mesa de la oficina, quedará estupendo dando este toque diferente y nostálgico que te transportará con solo mirarlo a – posiblemente- unos de los mejores años de nuestra  vida

 

 

Y tú, ¿cuáles son los mejores recuerdos que tienes de tus juegos de la infancia? Y más importante todavía, ¿los cambiarías por jugar a los juegos actuales? Seguro que no, y por eso ahora, es momento de revivir esos días de fin de semana con tus juguetes Vintage.


 

Scroll Up